.


.





jueves, 19 de mayo de 2011

Ponencia del Director Ejecutivo de la Corporación Desarrollo y Paz del Cesar en el marco de la Primera Conferencia del Ciclo de Conferencias promovida por el Programa de Desarrollo y Paz del Cesar PDP Cesar y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo – PNUD.

Valledupar 19 de Mayo de 2011
Ponencia del Director Ejecutivo de la Corporación Desarrollo y Paz del Cesar en el marco de la Primera Conferencia del Ciclo de Conferencias promovida por el Programa de Desarrollo y Paz del Cesar PDP Cesar y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo – PNUD.

“Dinámicas del Conflicto Armado y Desarrollo en el Cesar.”
Cordial saludo;
Sean bienvenidos todos y todas;
Antes de empezar, permítanme expresar el sentido de gratitud, por atender a ésta invitación, a los panelistas:
Mauricio Romero Vidal. Econometría S.A
Omar Gutiérrez. Corporación Nuevo Arcoíris.
Cesar Molinares. Verdad Abierta.
De igual forma, a la Embajada de Suecia y al PNUD por permitir el desarrollo de estudios que coadyuvan en la orientación y fortalecimiento del Programa de Desarrollo y Paz del Cesar.
Nuestros más sinceros agradecimientos a la Dra. Gelca Gutiérrez, Directora de la Fundación Universitaria del Área Andina – FUAA, sede Valledupar, y a la FUAA en sí misma, por abrirnos las puertas, y permitirnos el desarrollo de éste espacio de encuentro.
Hablando de espacios; es importante resaltar que el espíritu de los Programas de Desarrollo y Paz tiene mucho que ver en la generación de espacios para el encuentro, el análisis y la reflexión frente a la idea de una sociedad más justa y humana.
No en vano, la aspiración a un Departamento del Cesar que vive la Dignidad Humana y el Desarrollo Integral en Armonía con la Naturaleza, se convierte en la propuesta respetuosa que trae el Programa de Desarrollo y Paz del Cesar para pensar y construir juntos.
Sin embargo, esas aspiraciones difícilmente podrían abordarse si no se profundiza en la comprensión de las realidades que nos interpelan; pero además, si no apropiamos el verdadero sentido de la Democracia. “De la Democracia que ilumina la construcción desde las diferencias, toda vez que se sustentada en el respeto de unas reglas de juego”.
Un gran amigo siempre ha afirmado que: en una democracia cuando todos piensan igual, muchos están sobrando. Expreso lo anterior, para plantear que el momento de verdad para reafirmarnos como personas civilizadas en un Estado Social de derecho, tiene que ver con la verdadera apertura y disposición para construir desde el respeto por la diversidad de opciones y cosmovisiones.
De allí, la utilidad de ésta conferencia; pensada como oportunidad para recoger desde diferentes miradas cuales son los desafíos y potencialidades de nuestro territorio.

En ese sentido, el día de hoy, me permito plantearles tres aspectos relevantes para la vida y vitalidad del Departamento del Cesar.
1. Hoy más que nunca, es imprescindible, contar con una sociedad civil fortalecida, comprometida y convencida de que posee grandes responsabilidades en la transformación de realidades, así como en la superación de problemas y desafíos que afectan al Departamento del Cesar.
Los hombres y mujeres que convivimos en el Departamento del Cesar, debemos asumir en propiedad el carácter de ciudadanos y ciudadanas sujetos de deberes y derechos. Ratificando además, nuestras capacidades de promover el respeto a la vida, la honra y dignidad de todos y todas sin distinción; capaces, dicho sea de paso, de construir los referentes de una sociedad más humana y civilizada.
2. Como segundo aspecto, se convierte en un imperativo para el Cesar, el fortalecimiento de las Instituciones Públicas, buscando con ello el incremento de la capacidad para ejercer soberanía, autonomía, así como el monopolio legítimo de la fuerza. Es de mucha importancia, que las instituciones del Estado trabajen articuladamente para garantizar los derechos y libertades de los ciudadanos y ciudadanas del Departamento.
Este año de procesos electorales, se convierte en una oportunidad para que candidatos y candidatas planteen desde sus programas de gobierno las estrategias para incrementar los niveles de fortalecimiento requeridos, al tiempo que perfilen en el corto y mediano plazo las acciones que permitan soluciones estructurales a desafíos que además de afectar, limitan las verdaderas posibilidades de desarrollo humano.
3. Cómo tercer aspecto, les invito a pensar y trabajar la Confianza como valor social. La confianza debe ser aspiración y objeto de un trabajo sin pausas. La Confianza es lo primero que se quebranta cuando la violencia se convierte en la expresión predilecta para superar los conflictos. Sin Confianza, no tenemos posibilidades.
Hemos aprendido, y pagado muy caro los improperios de la violencia. Así mismo, la deshumanización de los conflictos, nos lleva a pensar que hemos perdido el norte y el sentido de ser humano; de ser ciudadanos y ciudadanas sujetos de deberes y derechos.
El PDP Cesar, tiene como propósito, facilitar la generación y fortalecimiento de relaciones territoriales orientadas a construir desde las diferencias el desarrollo y la paz que nos merecemos. Para ello, será siempre importante escucharnos y hallar los mínimos comunes sobre los cuales trabajar de manera articulada.
Ya para concluir, les invito a que presentadas las ponencias, compartan sus reflexiones. Éste es un espacio para construir desarrollo y paz; tengamos en cuenta que el desarrollo, y sobre todo, el desarrollo humano, no se importa ni se exporta, no es la responsabilidad de una institución o de una organización. El desarrollo y la Paz, es la resultante del cambio de actitud hacia la vida y hacia los demás.

Muchas Gracias.

Fabio A Canchila Castro
Corporación Desarrollo y Paz del Cesar
Director ejecutivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son importantes para nosotros. Opina!